Bayer, comprometida a impulsar un sistema alimentario más sustentable

More than 250 participants from over 30 countries are visiting this year’s Future of Farming Dialogue. +++ Über 250 Teilnehmer aus mehr als 30 Ländern sind zu Gast beim diesjährigen Future of Farming Dialogue.

La semana pasada se llevó a cabo en Monheim, Alemania, la edición 2019 del Future of Farming Dialogue (FoFD) el evento que convoca a a productores, académicos, expertos internacionales del sector, periodistas y otras personalidades clave de la agricultura mundial en el marco del «Diálogo sobre el Futuro de la Agricultura» con el fin de mantener un debate constructivo sobre el futuro del sector.

“La agricultura es la responsable de alimentar a una población cada vez más numerosa, pero con el cuidado de preservar el planeta”, aseguró Liam Condon, miembro del Consejo de Dirección de Bayer y presidente de la división Crop Science. “Se necesitan innovaciones revolucionarias para que los agricultores puedan producir suficientes alimentos para una población mundial creciente y, al mismo tiempo, conservar los recursos naturales”, agregó.

Bajo el lema “el mañana es responsabilidad de todos”, el evento reúne a oradores y participantes de unos 40 países durante dos días de debates intensos, charlas y entrevistas sobre los retos y oportunidades del sector. Entre los temas que figuraron en la agenda se encontraron: la necesidad de encontrar un equilibrio entre la producción de alimentos y la preservación de nuestro planeta, el deseo de los consumidores de mantener una dieta saludable sin efectos nocivos sobre el medio ambiente, y la importancia de las herramientas de protección de cultivos para una agricultura sustentable.

Liam Condon, member of the Board of Management of Bayer AG and President of the Crop Science Division, at the Future of Farming Dialogue 2019.

“Como líderes de la agricultura, tenemos la oportunidad y la responsabilidad de abordar los desafíos mundiales del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la seguridad alimentaria para ayudar a crear un mañana mejor para nuestro planeta”, destacó Condon. 

En el encuentro Condon anunció que Bayer plantea tres compromisos ambiciosos para abordar de aquí a 2030, algunos de los desafíos más urgentes que el mundo está enfrentando hoy en día:

  1. Reducir el impacto ambiental de la protección de cultivos en un 30% desarrollando nuevas tecnologías que permitan a los productores reducir los volúmenes de fitosanitarios y hagan posible una aplicación más precisa.
  2. Reducir un 30% las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por los sistemas de cultivos que más emisiones generan en las regiones donde Bayer presta servicios. 
  3. Empoderar a 100 millones de pequeños productores en países en desarrollo alrededor del mundo proporcionándoles un mayor acceso a soluciones agrícolas sustentables.

Condon destacó además que “combinando la innovación agrícola con un modelo de negocio basado en la sustentabilidad, podremos contribuir a una vida verdaderamente mejor, como afirma nuestra declaración de principios”. A su vez, afirmó que la inversión en los avances del mañana requeriría la colaboración e implicación de científicos, innovadores, organismos reguladores, productores y consumidores para generar confianza y lograr la aceptación de la sociedad. También explicó que el éxito a largo plazo de la división Crop Science no reside en vender más productos sino en proporcionar a los productores soluciones a medida para lograr mejores cosechas de modo más sustentable usando menos recursos como agua, suelo, insumos y energía.

Los progresos de hoy, las posibilidades del mañana

El año pasado, Bayer invirtió 2.300 millones de euros (proforma) en I+D agrícola, más que ningún otro competidor del sector. Se prevé que, en los 10 próximos años, la inversión acumulada supere los 25.000 millones de euros. Alrededor de 7.300 científicos trabajan para generar innovaciones en más de 35 centros de I+D y más de 175 estaciones de selección vegetal. Las líneas de I+D de selección vegetal, biotecnología, protección de cultivos y ciencias ambientales suponen en su conjunto un potencial máximo de facturación combinado de hasta 30.000 millones de euros, de los que se prevé que únicamente los lanzamientos recientes y próximos supongan 17.000 millones de euros. 

“Muchas de las innovaciones de hoy son el resultado de las mejoras continuas y avances disruptivos que hemos logrado aplicando el poder de la inteligencia humana para impulsar el progreso científico en salud y nutrición y mejorar así nuestro mundo”, declaró Bob Reiter, jefe de Investigación y Desarrollo de la división Crop Science. 

Dr. Bob Reiter, Global Head of Research and Development, Crop Science division of Bayer, at the Future of Farming Dialogue 2019.

El mes pasado, Bayer demostró una vez más sus capacidades de investigación con el lanzamiento de un innovador fungicida comercializado con la marca tecnológica iblon™. Con el isoflucipram como sustancia activa, este nuevo fungicida para trigo proporciona un excelente control de enfermedades en diversos cultivos de cereales para lograr cosechas más saludables y una producción sistemáticamente mayor que con los actuales productos de referencia del mercado.

Inversiones continuadas en ciencia de datos y en nuevas tecnologías

El análisis científico de datos y las herramientas digitales innovadoras permiten a Bayer mejorar de forma sustentable la eficiencia de sus operaciones de negocio y, al mismo tiempo, empoderan a los productores para tomar mejores decisiones sobre el modo de producir sus cultivos. Las extraordinarias bibliotecas de germoplasma de Bayer para maíz, soja, algodón y hortalizas, sus capacidades en cuanto a eventos biotecnológicos de última generación, su potente plataforma de investigación de pequeñas moléculas, sus miles de microorganismos y la mayor base de datos de rendimiento de semillas hacen que Bayer, más allá de su línea de I+D actual, presente también el máximo potencial de innovación en agricultura. 

El año pasado, Bayer renovó más de 60 acuerdos de colaboración. El último fue con la compañía de investigación biotecnológica Arvinas para crear una empresa conjunta (recientemente bautizada como Oerth Bio) y explorar cómo las proteínas de degradación molecular presentes en plantas y animales pueden proteger los cultivos frente a la amenaza de plagas y enfermedades. Los resultados de esta alianza podrían no solo tener implicaciones significativas para la agricultura sino suponer también notables beneficios para la salud humana a través de la división Pharmaceuticals de Bayer. Hoy mismo, John Dombrosky ha sido designado director ejecutivo de Oerth Bio. Anteriormente había sido director ejecutivo de AgTech Accelerator, una entidad dedicada a la selección, creación y desarrollo de nuevas empresas agrotecnológicas con grandes visiones. 

“Estamos muy orgullosos de nuestra línea de I+D líder en el sector, con 75 proyectos en semillas y eventos biotecnológicos, protección de cultivos y agricultura digital, añadió Reiter al tiempo que destacó “con cientos de nuevos híbridos y variedades comercializados anualmente, estamos en una posición óptima para descubrir, combinar y adaptar soluciones en beneficio de los agricultores de todo el planeta”.

Mejorar la productividad con herramientas de agricultura digital

Bayer ofrece actualmente en millones de hectáreas de todo el mundo la plataforma líder en agricultura digital. “Gracias al magnífico portafolio internacional de productos y tecnologías de Bayer, a su línea de I+D y a la integración de los robustos datos generados con nuestra plataforma FieldView™ , el futuro de la agricultura es más apasionante que nunca”, afirmó Sam Eathington, director científico de The Climate Corporation y máximo responsable de agricultura digital en Bayer. FieldView está disponible en Estados Unidos, Canadá, Brasil, Argentina y 15 países europeos, entre ellos mercados clave como Alemania, Francia, España, Italia y Ucrania. En 2018, The Climate Corporation también lanzó una solución digital para pequeños productores llamada FarmRise™, que proporciona a los productores información agronómica clave en sus dispositivos móviles para optimizar su trabajo. 

“La agricultura digital permite ofrecer soluciones individuales personalizadas adaptadas a la necesidad de cada explotación”, añadió Eathington. FieldView se utilizó en 2018 en todo el mundo en más de 24 millones de hectáreas de pago. Si continúa la tendencia, este año Bayer superará el objetivo marcado de 36 millones de hectáreas de adopción. La plataforma permite a los productores recopilar y visualizar fácilmente datos de sus campos, analizar y evaluar el rendimiento de sus cultivos y gestionar la variabilidad de sus tierras mediante planes personalizados de fertilidad y siembra a fin de optimizar la productividad. “Creemos que nuestras tecnologías digitales podrían llegar a utilizarse en 400 millones de hectáreas para mejorar de modo sustentable el sistema alimentario mundial” asegura Eathington. “Nuestra meta principal es liderar la innovación y ser pioneros en la transformación digital para ayudar a marcar nuevas pautas de agricultura sustentable”, cerró.  

Para saber más sobre la visión de Bayer para la agricultura del futuro, visite el siguiente sitio web:  www.bayer.com/en/advancing-together.aspx
Más información en línea sobre las iniciativas de sustentabilidad de Bayer en: www.bayer.com/commitments.